Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán , 30 de agosto de 2016

Según la información en los medios de comunicación, el 2-3 de septiembre Armenia planea organizar una conferencia en Ereván con el pretexto de así llamado “25° aniversario de la independencia” del régimen ilegal establecido en los territorios ocupados de Azerbaiyán y trasladar los participantes a las territorios ocupados. También, existen planes de organizar una conferencia internacional de juventud en Jankandí el 15-18 de septiembre y otros eventos provocativos.

Es bien sabido que Armenia ha desatado una guerra contra Azerbaiyán, mediante el uso de fuerza ocupó el veinte por ciento de los territorios de Azerbaiyán y llevó a cabo una limpieza étnica contra un millón de azerbaiyanos de esos territorios, asimismo, cometió numerosos crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y actos de genocidio.

El régimen ilegal establecido por Armenia en los territorios ocupados de Azerbaiyán, definitivamente, es nada más que un producto de agresión y ocupación; se encuentra bajo la dirección y control de Armenia y sobrevive debido a su apoyo militar, político, financiero y etc., como también, fue confirmado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en su sentencia de 16 de junio de 2015 en el caso de Chiragov y otros v. Armenia.

La comunidad internacional, continuamente, ha deplorado, en los términos más estrictos, el uso de la fuerza militar contra Azerbaiyán y la consiguiente ocupación de sus territorios. En 1993 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó las resoluciones 822 (1993), 853 (1993), 874 (1993) y 884 (1993), condenando el uso de la fuerza contra Azerbaiyán y la ocupación de sus territorios y reafirmando la soberanía e integridad territorial de Azerbaiyán y la inviolabilidad de sus fronteras internacionalmente reconocidos. En aquellas resoluciones el Consejo de Seguridad reafirma que la región de Nagorno Karabaj es parte de Azerbaiyán y pide la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas de ocupación de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán. Otras organizaciones internacionales han adoptado la posición similar.

En lugar de tomar pasos constructivos hacia la resolución del conflicto, los próximos eventos provocativos, planeados por Armenia bajo el pretexto de así llamado “25° aniversario de la independencia” del régimen ilegal, son contrarios al espíritu de las reuniones de los Presidentes en Viena y Sankt-Petersburgo, menoscaban el proceso de negociación mediado por los co-presidentes del Grupo Minsk de la OSCE y perjudican los esfuerzos para construir una paz duradera en la región. Solamente sirven de esfuerzos vanos para propagar el régimen ilegal y de provocación deliberada.

Instamos a las personas que fueron invitados a las actividades, bajo el pretexto de así llamado “25° aniversario de la independencia” del régimen ilegal, a respetar las normas y principios del derecho internacional y abstenerse de asistir a dichos eventos provocativos y de visitar los territorios ocupados de Azerbaiyán. Los visitantes a los territorios ocupados de Azerbaiyán violan la legislación nacional de Azerbaiyán y serán tratados por el Gobierno de Azerbaiyán debidamente, inclusive, se pondrá una prohibición a su futura visita a Azerbaiyán.

Conflicto Armenia-Azerbaiyan Nagorno-Karabaj

La región de Nagorno-Karabaj de la República de Azerbaiyán forma parte de la zona geográfica denominada Garabagh (Qarabağ). El nombre de esta parte del país consta de dos términos azeríes: “qara” (negro) y “bağ” (jardín).

La etapa actual del conflicto armenio-azerbaiyano empezó a finales de 1987 con los ataques perpetrados contra los azerbaiyanos en Jankandi (denominada Stepanakert durante el período soviético) y en Armenia, lo que provocó una oleada de refugiados y desplazados internos azerbaiyanos.

A finales de 1991 y principios de 1992 el conflicto entró en su etapa militar. Aprovechando la inestabilidad política derivada de la disolución de la Unión Soviética y las disputas internas en Azerbaiyán, Armenia puso en marcha operaciones de combate en Nagorno-Karabaj con asistencia militar externa ocupando Nagorno Karabaj y siete distritos adyacentes (lo que constituye el 20% del territorio del país) de Azerbaiyán. Como resultado de esta ocupación un millón de azerbaiyanos se convirtieron en refugiados y personas internamente desplazadas.

Desde febrero de 1992, el proceso de mediación para resolver el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en el marco de la Organización sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha seguido su curso. En la reunión adicional del Consejo de Ministros de la OSCE celebrada en Helsinki el 24 de marzo de 1992, se tomó la decisión de convocar lo antes posible una conferencia en Minsk sobre Nagorno-Karabaj bajo los auspicios de la OSCE, con objeto de crear un foro permanente de negociaciones para la solución pacífica de la crisis sobre la base de los principios, compromisos y disposiciones de la OSCE.

En general, los elementos jurídicos y políticos de la solución del conflicto se basan en las normas y los principios del derecho internacional, establecidos en las resoluciones del Consejo de Seguridad 822 (1993), 853 (1993), 874 (1993) y 884 (1993) y la resolución 62/243 de la Asamblea General, así como en los documentos y decisiones pertinentes de la OSCE y otras organizaciones internacionales. Las mencionadas resoluciones del Consejo de Seguridad se aprobaron en 1993 en respuesta a la ocupación de los territorios de Azerbaiyán y en ellas se reafirmó el respeto de la soberanía, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras internacionales de la República de Azerbaiyán y de todos los demás Estados de la región. Además, en ellas se exigió la inmediata cesación de todos los actos hostiles, así como la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas de ocupación de todas las regiones ocupadas de la República de Azerbaiyán, y se pidió el restablecimiento de los vínculos económicos, de transporte y de energía en la región, para permitir el regreso de los refugiados y desplazados azerbaiyanos a sus hogares.

Actualmente la negociación de paz entre Armenia y Azerbaiyán se lleva a cabo con la mediación del Grupo de Minsk de la OSCE (desde de 1995 encabezado por una copresidencia que consiste de Francia, Rusia y Estados Unidos. El Grupo de Minsk apoyado por la comunidad internacional organiza frecuentemente la reuniones entre los presidentes y cancilleres de Armenia y Azerbaiyán con el motivo de contribuir la solución pacifica de conflicto.