La senadora colorada Martha Montaner aseguró que la norma tiene “el espíritu” de lo que ubicó como “las políticas sociales” del ideario batllista. “Sabemos que las políticas sociales atienden a las poblaciones más vulnerables, donde hay rezago, precariedad y, realmente, inequidad; eso para nosotros no es nuevo, sino que es, reitero, el eje y la esencia del batllismo”, aseveró.

Las nacionalistas Verónica Alonso y Carol Aviaga rescataron el contenido de la ley aunque subrayaron que en su contenido hay “ciertos riesgos librados a la reglamentación futura” por parte del Poder Ejecutivo.

La frenteamplista Daisy Tourné la calificó de “hito” y Virginia Cardozo habló de “momento histórico”. Mónica Xavier destacó que la ley tiene un “objetivo concreto” al aludir al plan dirigido a un importante sector de la población y desterró eventuales inconvenientes en su aplicación que nacieron desde la oposición.

El senador del partido Independiente Pablo Mieres consideró que el proyecto que apoyó “marca el camino a seguir” en política social. “Queremos ver de dónde van a salir los recursos y a quién se le va a quitar para financiarlo, si a otras áreas del Estado o a la sociedad a través de mayores ingresos para el gobierno”, se preguntó el senador José Amorín Batlle, del partido Colorado y el líder de Alianza Nacional. El senador Jorge Larrañaga aconsejó que un representante del Congreso Nacional de Intendentes integre la Junta Nacional de Cuidados. El planteo fue aceptado por la cámara.

El Sistema Nacional de Cuidados formó parte de los anuncios de campaña electoral de Vázquez y, como tal, integró la acotada lista de proyectos de ley que fueron enviados al Parlamento bajo el rótulo de “prioritarios”. Vázquez, en sus primeras acciones como presidente electo, previamente notificó no solo a la bancada de gobierno sobre el contenido de la iniciativa sino también a los de la oposición.

Cuando comience su aplicación, el programa tendrá un costo que rondará los US$ 227 millones y buscará contener en su atención a unas 237.000 personas que son consideradas en situaciones de mayor vulnerabilidad social y económica, como niños menores, adultos mayores y discapacitados.

La idea básica es puedan acceder a alguien que los cuide mediante un pago subvencionado del Estado permitiendo que las mujeres en edad productiva laboralmente, y que son en su inmensa mayoría las afectadas a ese cuidado de las personas “vulnerables”, pasen a formar parte del mercado de trabajo.

La elaboración del proyecto de ley estuvo plagada de episodios polémicos. Desde sectores sindicales vinculados a la Educación, se reclamó que el 6% prometido en la campaña para destinar en el Presupuesto para el sector de la enseñanza no formara parte la ingeniera del Sistema de Cuidados.

El SNC, en lo que tiene que ver con la atención de niños de 0 a 3 años, va a estar por fuera del presupuesto de la educación, insistió el propio presidente Tabaré Vázquez. La senadora frenteamplista Daniela Payssé dijo que la implementación del Sistema tiende a “universalizar” pero aclaró que tendrá un tratamiento “progresivo”.

Las guarderías y los centros CAIF formarán parte de la arquitectura del Sistema de Cuidados.

Colección Líber Seregni

La Cámara de Senadores aprobó también ayer el proyecto de resolución por el que se faculta a la presidencia del Senado a adoptar las providencias necesarias para la adquisición de 250 copias de los tomos I, II, III, IV, y V de la obra Colección Líber Seregni, una colección de libros con información política y social de nuestro país, recopilada por el politólogo Gerardo Caetano.

Mayormente se trata de los discursos, las cartas y documentación que refiere a la actuación pública del general Líber Seregni.

En el libro se busca explica por qué Uruguay terminó en un golpe de Estado y al mismo tiempo se reafirman ciertos valores muy relevantes como “la obsesión” de Seregni en aquel tiempo de violencia, que era la paz, pero “unida con la necesidad de cambio”, señaló en su momento Caetano según las crónicas de la época en que fueron lanzadso los ejemplares.

La colección de siete tomos en total comprende desde año 1971 hasta la desaparición física del líder frenteamplista; unos 33 años de la vida del país.

Caetano dijo en el año 2006, cuando se lanzaron los tomos, que Seregni, “como otros grandes de la historia de un país ya no pertenece a un partido, le pertenece al patrimonio nacional”.