Así lo confirmaron voceros del Poder Ejecutivo a LA REPÚBLICA coincidiendo además con lo expresado ayer por el vicepresidente Raul Sendic cuando señaló que “hasta que podamos encauzar la economía, teniendo previsión en un escenario no tan optimista como el registrado hasta ahora”. Confesó que “los dos primeros años (de gobierno) serán de restricciones, de mucho cuidado en el gasto para que podamos, a través de las rendiciones de cuenta, abrir las condiciones para el gasto dependiendo de la evolución de la economía.

Por eso, el proceso de establecer el nuevo cronograma de esta obra del Antel Arena, como con los puertos o las obras de plantas de potabilización de agua”. Sendic no quiso hablar de “suspensión” de la obra Antel Arena sino de “continuar a otro ritmo” y confesó que esperaba que el proyecto se haga realidad en este quinquenio de gobierno.

Sin embargo el ministro de Economía Danilo Astori fue más categórico. Dijo que la obra “se detiene” y que se reanudará “cuando el gobierno entienda que están dadas las condiciones” económicas para llevarlo adelante.
Subrayó que la decisión fue del Poder Ejecutivo y que se fundamenta en una evaluación que se ha hecho de las prioridades del gobierno, aclarando sin embargo que “la decisión no es la de detener la obra sin fecha”.

“La decisión tiene que ver con el manejo de los tiempos y precisamente el encare de las prioridades que tienen que ver con la salud, con la educación, con la seguridad pública, con el sistema de cuidados, que son prioridades claramente definidas por el gobierno que se van a reflejar en el presupuesto” sostuvo. “Hay que manejar los tiempos de otra manera” relató el titular del MEF ayer, luego de reunirse con los operadores privados de la construcción aclarando que el Estado no deberá pagar multa alguna a la constructura por este cambio de planes.

No es la primera vez que Astori pone reparos a la obra. En abril pasado anunció que el gobierno ya se planteaba la posibilidad de revisar la inversión del Antel Arena, porque “las prioridades son otras” y apuntó que “las empresas públicas invirtieron mucho, pero de forma descoordinada, sin programación” y que eso “afectó la situación fiscal”. Astori, hace tres meses, confesó que sobre el Antel Arena “hubo compatriotas que estuvieron a favor y otros en contra”.

Desde el arco opositor, varios fueron los comentarios que se hicieron por la decisión del gobierno con respecto al polideportivo Antel Arena.

El líder nacionalista Jorge Larrañaga y haciendo uso de la red social Twitter indicó: “Con lupa también en Antel. El Director de Antel designado por Alianza Nacional Gustavo Delgado, votará la suspensión de obras de Antel Arena” y agregó que el funcionario “pedirá informes sobre responsabilidades en las que podría incurrirse, así como multas y sanciones a generarse incluso por eventual rescisión”.

Larrañaga reivindicó sus críticas pretéritas a la obra iniciada por Antel en acuerdo con la Intendencia de Montevideo. “Habíamos cuestionado el Antel Arena desde el principio. El país tiene otras prioridades. Ahora habrá pérdidas patrimoniales para el Estado”, vaticinó.

“Suspenden lo que nunca debió empezar. Fue el capricho electoral de Cosse pagado con dinero público ¿Y lo que ya se gastó?” gritó en el mismo Twitter, el senador del ala herrerista Javier García. “Si iban a suspender el Antel Arena, ¿por qué dejaron firmar un contrato con multa de US$ 4 millones?” se preguntó el senador quincista José Amorín Batlle.

Primeros pasos

El proyecto de construir un polideportivo con el nombre de “Antel Arena” surge mucho tiempo después del incendio que destruyó el Cilindro municipal, en octubre de 2010.

Dos años más tarde, en mayo de 2014, un reloj regresivo marcaba el momento en que la vieja estructura cilíndrica se iba a implosionar por decisión de la intendencia de Montevideo. Ese acto iba a marcar el inicio de las obras del Antel Arena.

El 12 de mayo del año pasado, con una duración de 30 segundos, a las 15:58 se emitió la primera sirena, a los 30 segundos una segunda sirena con la misma duración y a la hora programada, tras el sonido de una tercera sirena, se produjo la implosión y el Cilindro pasó a la historia con todo lo que significó para la ciudad.

“Antel trabaja para que el proyecto esté finalizado en abril de 2016”, dijo la expresidenta del ente de las telecomunicaciones y hoy ministra de Industria Carolina Cosse el día de la implosión, destacando en aquella jornada que “es un proyecto que queremos construir entre todos”. “Ahora es el momento de empezar a construir el sueño de lo que va a ser el Antel Arena y qué vamos a poner dentro: espectáculos, deportes, congresos, actividades de las escuelas y liceos. Es nuestro, hay que construirlo soñando juntos”.

Hasta ahora, el predio donde hasta el momento se ha adecuado únicamente el terreno para la obra, se construyeron edificios anexos como una cancha de baby fútbol, una guardería y un parque público.

Resolución unánime del Directorio de Antel

Ayer jueves y durante más de tres horas, el Directorio de Antel resolvió por unanimidad y “en atención al planteo formulado por la Presidencia de la República y luego de haber recabado los informes de los servicios competentes”, suspender las obras del complejo multifuncional Antel Arena.

La decisión del gobierno fue apoyada por el presidente del ente de las telecomunicaciones, Andres Tolosa, y por el vicepresidente Daniel Fuentes y por el director en representación del partido Nacional, Gustavo Delgado. Precisamente éste último fue el vocero de la reunión gerencial. “No hay un plazo establecido para retomar las obras, pero hoy se suspende “, dijo y sentenció que “no habrá que pagar multas” a la empresa constructora a pesar que su líder partidario, el senador Jorge Larrañaga, había advertido sobre esa posibilidad que incluso dio como cierta.

Antel emitió un comunicado público: “En atención al planteo formulado por la Presidencia de la República, y luego de haber recabado los informes de los servicios competentes, en sesión de Directorio de fecha 2/7/15 se resolvió, por unanimidad, ordenar la suspensión de la obra del Complejo Multifuncional Antel Arena”.

Pasado y futuro

El derrumbado Cilindro Municipal fue una obra ganada por el proyecto del arquitecto Lucas Ríos Demaldé y la estructura fue realizada por Leonel Viera y el Ingeniero Alberto Sydney Miller, para albergar a la primera Exposición Nacional de Producción. El estadio se inauguró el 19 de enero de 1956.

En 1967 fue remodelado para realizar al quinto Campeonato Mundial de Basquetball. En el Cilindro se realizaron las más variadas actividades, llegando a ser también cárcel de presos políticos durante la dictadura.

El Antel Arena es un proyecto multifuncional ganado por los arquitectos Pablo Bacchetta y Rodrigo Carámbula. Los proyectistas asociados fueron el arquitecto Martín Lafourcade y los estudiantes Emiliano Dutra y Nicolás Diaz.
Allí se podrán realizar conciertos con una capacidad para 30.000 personas.

En su diseño se tuvo en cuenta el criterio de ser “sencillo pero potente” . Tendría en su fachada una pantalla gigante de led’s en el que se irían a proyectar los eventos que estén desarrollándose adentro del centro.