Por: AFP

“Es un deseo, es una intención, es un llamamiento a otras ciudades”, explicó este sábado a la AFP una portavoz del gobierno municipal, precisando que “por parte del ayuntamiento de Barcelona se está en conversaciones con una plataforma de defensa del derecho de asilo en la que participa ACNUR”, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

“Europa, europeos: abramos los ojos. No va a haber suficientes muros ni alambres que paren esto”, escribió Colau en Facebook y Twitter este viernes, reaccionando al descubrimiento esta semana de los cadáveres de más de 200 inmigrantes y refugiados muertos cuando intentaban llegar a la Unión Europea por camión o barco.

Oponiendo “nuestro miedo a compartir una pequeña parte del bienestar contra su miedo al hambre y a la muerte, tan profundo que les ha dado el valor de arriesgarlo todo”, la alcaldesa de la segunda mayor ciudad de España llamó a abordar este “drama humano desde la capacidad de amar que nos hace humanos”.

“Aunque se trata de un tema de competencia estatal y europea”, reconoció, “desde Barcelona haremos todo lo que podamos para participar de una red de ciudades-refugio”, aseguró. La propuesta no tiene todavía forma ni fecha, precisó la portavoz del ayuntamiento, aunque “si se quiere hacer se tendrá que articular con cierta urgencia, porque el drama es urgente”.

El proyecto se debatirá, afirmó, en el encuentro de “los nuevos alcaldes y alcaldesas por el cambio”, que el 4 de septiembre reunirá en Barcelona a los responsables municipales surgidos de las filas de ‘los indignados’ y de partidos antiliberales como Podemos, en las elecciones locales de mayo en España. Entre ellos, estarán la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, el alcalde de Cádiz José María González ‘Kichi’ y el de Zaragoza Pedro Santisteve.

Tras años enfrentándose al poder político y económico como impulsora del movimiento contra los desahucios en España, Colau, de 41 años, llegó en junio a la alcaldía de Barcelona con el objetivo de combatir las desigualdades y construir una ciudad más social.