Por: AFP

Medios locales señalaron que hasta ahora han sido rescatados con vida unos 200 inmigrantes por barcos italianos, mientras la cadena de televisión SkyTV24 indicó que el naufragio ocurrió a un centenar de millas al sur de la isla de Lampedusa, cerca de las costas de Libia.

En la operación de rescate participan naves militares italianas de la operación “Mare Nostrum” y buques comerciales que transitaban en la zona.

Este nuevo accidente ocurre seis meses después del dramático naufragio de dos embarcaciones frente a Lampedusa que dejó casi 400 muertos, una de las tragedias más graves de la historia reciente.

“Doscientas personas han sido rescatadas. Lanzamos una alerta a los buques que se encuentren en esa zona, dos ya llegaron”, indicó a la AFP un portavoz de la Guardia Costera.

La Marina italiana precisó en un comunicado que envió a la zona la fragata “Grecale” y el patrullero “Sirio”, así como uno de sus helicópteros.

Según el diario italiano La Repubblica, la alarma fue lanzada por la tripulación de un remolcador que trabaja en plataformas petroleras de la zona.

Un representante de la marina libia, el coronel Ayub Kasem, indicó a la AFP que habían sido informados del naufragio, pero que no podían participar en la operación de socorro.

“No tenemos los medios para ayudar, la tragedia ocurrió en aguas internacionales, lejos de la costa”, aseguró. Kasem precisó que “no puede confirmar si la embarcación zarpó de las costas libias”.

Con más de 4.000 km de fronteras terrestres con seis estados y más de 1.700 km de fronteras marítimas, Libia solicita regularmente ayuda a los países occidentales para hacer frente a la inmigración clandestina.

El domingo, las autoridades libias anunciaron la muerte de 36 inmigrantes y la desaparición de 42 en el naufragio de una patera la semana pasada cerca a sus costas.

Según los rescatados, a bordo de la embarcación viajaban 130 personas provenientes de Malí, Senegal, Gambia, Camerún y Burkina Faso, entre otros.

El ministro interino del Interior libio, Saleh Mazek, amenazó con “facilitar” el tránsito de indocumentados hacia Europa si la Unión Europea no ayuda a frenar el flujo de inmigrantes que zarpan de ese país.

Con la llegada de la primavera y debido al caos político y social en Libia, el tráfico de indocumentados africanos que intentan llegar al viejo continente se ha multiplicado en las últimas semanas.

Desde que empezó el año, cerca de 22.000 inmigrantes y refugiados desembarcaron en las costas italianas, seis veces más que en el mismo periodo del 2013.

Organizaciones humanitarias calculan que cerca 20.000 personas se han ahogado en el mar Mediterráneo intentando entrar a Europa en los últimos veinte años.