Si bien no hay una fecha establecida para el inicio de las obras, se supo que en este 2014 se comenzará con todos los lineamientos para desarrollar el proyecto ejecutivo que va a ser una obra de la próxima administración. El Poder Ejecutivo y el directorio de OSE acordaron dar luz verde a todos los pasos que se plantearon en las obras.

En la última entrevista que el presidente José Mujica concediera a LA REPÚBLICA, este consideró que la garantía de autoabastecimiento de energía para el país era y es el elemento fundamental para solventar el crecimiento productivo que se requiere; y destacó la importancia de la interconexión Uruguay-Brasil con una capacidad de suministro de 500 megavatios.

En ese sentido, el año que ha comenzado será clave para garantizar el suministro energético y también de agua para zonas del país que han experimentado un crecimiento sostenido en los últimos años.

OSE, por lo pronto, anunció que se construirán dos nuevos embalses para reducir al mínimo los eventuales desabastecimientos de agua potable a causa de una mayor demanda que se registra en temporadas veraniegas. Esto se comenzará a delinear en este 2014, al igual que a finales de este año estará operativo el sistema de interconexión energética con Brasil, un proyecto en el que el gobierno uruguayo invirtió US$ 350 millones. Se intercambiará energía en determinadas épocas del año y aportará al país beneficios económicos del orden de los US$ 200 millones por año, entienden las autoridades de UTE.

El presidente de OSE, Milton Machado, confirmó que en base a estudios técnicos se llegó a considerar como necesaria la inversión de unos US$ 300 millones para hacer unas nuevas obras que creen una reserva de agua extra a fin de abastecer Montevideo y la zona metropolitana.

“OSE viene trabajando hace tiempo con una fuente alternativa para abastecimiento de la capital y el área metropolitana y se llegó a la conclusión de que la óptima solución para dar una respuesta alternativa que asegure el abastecimiento de agua a la población por 30 años más, es la construcción de dos represas, una mayor en el arroyo Casupá y la otra, en el Arroyo del Soldado”, dijo en diálogo con el programa “Primera Voz” de 1410.

El propio presidente José Mujica dijo días atrás, tras la ola de calor que azotó la región, que “no podemos dormirnos en el tema del agua” a los efectos de comenzar todos los procedimientos, entre los que se incluyen “coordinar y conversar con la sociedad civil, porque una represa implica la construcción de un embalse: construir un lago que inunda tierras a veces productivas; hay temas de conflictos de intereses”, evaluó.

Machado informó que en este 2014 “comenzaremos con todos los lineamientos para desarrollar el proyecto ejecutivo que va a ser una obra de la próxima administración”. No hay una fecha de inicio, pero se dio “luz verde a todos los pasos que planteamos y eso es un gran avance”.

Las represas “permitirán mejorar la cantidad de agua a almacenar y también podremos regular la apertura y cierre de compuertas en los dos brazos principales del río Santa Lucía, y eso permitirá mejorar los caudales de estiaje y tener control de la calidad de cómo escurre el agua, que es nuestra principal fuente de agua bruta para potabilizar en la usina de aguas corrientes”.

Además, destacó “el tema de la cantidad -por posibles eventos de sequía-, también cumple la función del manejo de calidad debido a la situación que tiene principalmente la cuenca baja en la zona de Canelones, Canelón Grande, el río Santa Lucía, donde además, las aguas en la cuenca alta son de excelente calidad, según lo confirman los estudios que allí se efectuaron”.

Interconexión eléctrica

En materia de energía eléctrica, Uruguay alcanzó un grado de relacionamiento estratégico con Brasil posibilitando que, a partir de la interconexión con el vecino norteño, el país alcanzará el abastecimiento necesario a costos mínimos.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, estimó que a fines de este 2014 ya estará operativo el sistema de interconexión energética con Brasil, posibilitando el suministro de 500 megavatios. Este proyecto, en el que Uruguay invirtió US$ 350 millones, “garantizará el abastecimiento”, aseguró el jerarca. Intercambiar energía en determinadas épocas del año aportará al país beneficios económicos del orden de los US$ 200 millones por año.

La meta de garantizar el abastecimiento energético es porque “si tenemos algún problema en las máquinas térmicas en nuestro país, podemos traer 500 megavatios”, explicó el jerarca de UTE, quien señaló que “en Brasil la energía es más barata en invierno que en Uruguay y en nuestro país es más barata en primavera que en el país norteño. Si recibimos energía de Brasil en invierno y a su vez se envía a ese país en primavera, se obtienen beneficios económicos del orden de los 200 millones de dólares anuales”.

Perjuicios

Unas 3.685 familias continúan sin energía eléctrica a raíz del temporal que afectó varias zonas del país el 1º de enero. Rocha y Maldonado continúan siendo los departamentos que registraron mayores crecidas en sus cursos de agua, aunque no hay evacuados.

En su último reporte, el Sinae indicó que la cantidad de personas sin electricidad por la caída de postes y torres de tensión disminuyó a 3.685, luego de que durante el jueves se alcanzara un pico de 11.500 afectados. La mayoría se encuentra en la zona de Maldonado, Rocha, Cerro Largo y Treinta y Tres. En Tacuarembó, Salto, Paysandú y Rivera hay 1.300 viviendas sin electricidad, mientras en Canelones y Florida los afectados son solamente 200.