Investigadores de la Universidad de Berkeley impulsan la desaparición de las agujas en los procesos de vacunación. Un dispositivo del tamaño de una píldora podría estar disponible dentro de un lustro, como alternativa para evitar las agujas.

Y es que el miedo a las agujas hace que, muchas veces, vacunarse sea una experiencia bastante traumática. Investigadores de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, han impulsado un dispositivo capaz de suministrar las moléculas que ejercerían la posterior inmunización.

El procedimiento es sencillo. Los pacientes se introducen la cápsula dentro de la boca, contra el interior de su mejilla, donde libera un chorro dirigido directamente a esta zona rica en células inmunitarias, pero subutilizada en inmunología debido al reto de penetrar eficazmente en la espesa capa mucosa.

El equipo ha demostrado, tanto en experimentos de laboratorio como en conejos, que la técnica puede estimular una respuesta inmunitaria en la región bucal, lugar por donde muchas infecciones entran al cuerpo.

Aunque el estudio, publicado en Science Translational Medicine, todavía no ha implicado la administración de la vacuna en personas, sí ha puesto de manifiesto que el dispositivo, llamado MucoJet, es un primer paso hacia una administración oral más eficaz de las vacunas. Los autores esperan que pueda estar disponible dentro de 5 a 10 años. (Fuente: Telesur / Foto:PanamaON)