En el marco de la preparación para la potencial nueva inversión de UPM en Uruguay, se llevó a cabo la firma de un acuerdo marco laboral en la Oficina Presidencial de Suárez. El documento establece una hoja de ruta detallando acciones y definiciones necesarias para la etapa de construcción y montaje que propicien la decisión de inversión de la tercera planta de celulosa en el país.

Dentro de los objetivos comunes acordados se destacan: generar condiciones que permitan una vez decidida la inversión comenzar a operar y producir dentro de los plazos previstos; impulsar y promover la seguridad y salud laboral y contribuir a la capacitación y consolidación de mano de obra calificada uruguaya.

Las características de esta industria, sus estándares de trabajo, la alta tecnología aplicada y la zona donde se ubicaría la fábrica sobre el Río Negro, hacen oportuno un acuerdo previo de estas características.

El contenido del mismo surge del intercambio a lo largo de una año de necesidades, visiones y de experiencias nacionales e internacionales de todos los actores involucrados.

Participaron de la firma del acuerdo Ernesto Murro por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Álvaro García por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Marcelo Abdala, Oscar Andrade, Julio Burgueño y Fernando Pereira por el  Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), Ignacio Otegui por la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU), Andrés Castiglioni y Flavio Pérez por la Cámara Metalúrgica del Uruguay (CMU) y Javier Solari y Gonzalo Giambruno por la empresa finlandesa UPM.

El documento refleja el compromiso e involucramiento de las partes y define que una vez alcanzado un acuerdo de inversión se crearán grupos de trabajo técnicos alrededor de tres áreas temáticas: Seguridad y salud Ocupacional, Servicios generales y Capacitación y mano de obra.

Dichos grupos elaborarán protocolos válidos para todo el proceso de construcción y montaje de acuerdo a los principios rectores definidos para permitir la efectiva planificación y ejecución de responsabilidades de todas las partes.

Para el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, “este acuerdo es un paso trascendente e inédito en el país: por un lado, porque para la posible mayor inversión de la historia, se prioriza la negociación colectiva previa entre el gobierno, la empresa, las cámaras empresariales y el PIT-CNT. Y por otro, porque se  establecen mecanismos de condiciones de trabajo y de seguridad y salud laboral, formación de los trabajadores, convocatoria de trabajadores a través de registros públicos, elaboración conjunta de protocolos de actuación y prevención, coordinación con otros organismos e impactos multidimensionales en la zona, compromiso por el Trabajo Decente y los principios y derechos fundamentales de trabajadores y empleadores, comprendiendo empresas contratistas y subcontratistas, así como para generar condiciones para operar y producir en los plazos previstos”.

Para UPM esto es un paso importante para establecer el marco general de relaciones laborales para la construcción de la planta, al tiempo que sienta las bases fundamentales de relacionamiento futuro que respalden una decisión de inversión.

El gobierno continúa en negociaciones con la empresa con el objetivo de alcanzar un acuerdo de inversión que defina las condiciones previas para la inversión industrial, así como las obras para el desarrollo de la infraestructura.