Una corte española absolvió este viernes a la infanta Cristina en un caso de fraude fiscal y condenó a su marido a 6 años y 3 meses de prisión. Las jueces impusieron una multa a Cristina de casi 265,000 euros.

Su esposo, Iñaki Urdangarin, fue declarado culpable de evasión fiscal y fraude, entre otros cargos. El juicio se centraba en las acusaciones de que Urdangarin utilizó su antiguo título de duque de Palma para malversar unos 6 millones de euros de dinero público desviados al Instituto Nóos, una organización sin fines de lucro que dirigía con un socio.

Entre las empresas que utilizaron estaba Aizoon, una firma de bienes raíces que poseían de forma conjunta Cristina y Urdangarin.

Cuñado de Felipe VI y yerno del rey Juan Carlos, Urdangarin dejó de pertenecer a la Familia Real española, junto a su esposa, la infanta Cristina y su hermana Elena, cuando el actual monarca accedió al trono en junio de 2014.

Sin embargo, el parentesco que aún mantiene con Felipe VI por su matrimonio con la infanta Cristina ha hecho que sea el primer pariente político directo del rey sobre el que pesa la amenaza de entrar en la cárcel, una vez conocido el fallo del tribunal, que ha absuelto a la hermana menor del monarca.

La resolución judicial supone un hito, puesto que hasta ahora ningún miembro de la familia real se había tenido que sentar en el banquillo al verse envuelto en un proceso judicial.

Las sentencias, anunciadas por la Audiencia de Palma, en Islas Baleares, que los juzgó junto a otras quince personas por desvío de fondos públicos, entre otros delitos, pueden ser recurridas ante el Tribunal Supremo.

La primera reacción llegó de la propia Casa del Rey, cuyo portavoz expresó el “respeto absoluto a la independencia del poder judicial”.

El abogado de la infanta Cristina, Miquel Roca, afirmó que la hermana del rey “ha recibido con satisfacción” el fallo de la Audiencia de absolverla, aunque ha mostrado su “disgusto” por la condena a su esposo porque “sigue creyendo en su inocencia”.

El principal acusado en el caso, Diego Torres, ex socio de Urdangarin, fue condenado a ocho años y medio de cárcel por cinco delitos de corrupción.