Nuestro próximo encuentro a través de este espacio será después del 10 de mayo. Hasta esa fecha estaremos abocados a redoblar la militancia para conquistar un voto más, ¿por qué un voto más?

Hace unos días, visitando las localidades de Javier de Viana, Yacaré y Topador, en una de ellas un señor nos decía que no quiere saber de política ya que nunca ningún político le dio nada.

Esto deja en evidencia lo que hasta hace muy poco se hacía y aún se hace, pero que con el FA ha comenzado a cambiar; me refiero a esa cultura del “te doy y me votas”. Hoy somos varios los que salimos a la calle comprometiéndonos a trabajar mucho por todos en general pero no para favorecer a pocos en particular.

En Yacaré, la compañera que coordinó la visita al pueblo nos dijo “vayan a la casa de X”; quedé pensando si sería la persona que me imaginaba, pero me digo que no puede ser pues es alguien del Partido Nacional de siempre. Cuando llegamos a la casa y X sale, evidente que no supe distinguir entre mi alegría y mi sorpresa.

Su motivo de apoyarnos fue que nunca se los había tratado tan bien como los tratamos en este período, que las veces que llamaron a diferentes directores, ninguno de ellos se resintió, la intendenta tampoco, y rápidamente se resolvían las cosas y que cuando no se podía o se iba a demorar, se avisaba por qué. Se arregló el pueblo, calles, alumbrado, el CAIF y se instaló el MEC.

Luego, en Topador una señora decía: “Yo soy una de las indecisas”. Le pregunto por qué y me responde que ella aún no tiene trabajo. Le digo: “es real lo que me plantea, hemos realizado gestiones y logrado algunos puestos en emprendimientos que no existían como el call center (170 puestos, de los cuales 60% son mujeres) industria de la vestimenta (30 puestos 100% mujeres), planta pasteurizadora, microdestilería, etc.” pero le pregunté, “aparte del trabajo que sabemos que en el departamento en general es lo que falta, en su pueblo, no ha visto mejoras?”.

Todas las calles bituminizadas, alumbrado en todo el pueblo, policlínica a nuevo, ambulancia nueva, arreglos en el CAIF, construcción de la plaza con la cancha multiuso, viviendas, la bituminización de los 25 km. que van de la ruta a Topador, histórico en el departamento, Proyecto Crear…

A todo asentía con su cabeza, pero cuando le nombré el Proyecto Crear, su hija, que estaba atenta a su lado, comenzó a decirle a su madre, “pedile que no termine con el proyecto, por favor mamá, que no termine”. Yo, al escuchar a la chiquilina, la miro a la madre y le digo, “ella ya sabría a quién votar, ¿y usted?”.

También le conté a esta señora que en el correr de un mes estaremos presentando el permiso para el primer pozo termal en Artigas y que estamos trabajando para registrar el segundo. Este primero estaría ubicado en la Colonia Juan Pablo Terra, que llevará su tiempo, pero que son pasos firmes a lograrlo.

Ello generará empleo en la construcción por unos meses, pero otros puestos de trabajo serán permanentes. Para quienes hemos soñado con trabajo necesario y suficiente para la gente de este norte uruguayo, vale la pena esperar un tiempito más sabiendo que lo lograremos.

Además del planteo de que el departamento cuente con ómnibus para llevar y traer a nuestros gurises a la Universidad a Salto, Rivera y, por qué no, a Tacuarembó. Hace más de 30 años que Cuaraí, nuestra ciudad gemela brasileña, lleva y trae todos los días a sus jóvenes a Alegrete, Uruguayana y Livramento.

No pretendemos una Universidad acá, simplemente el transporte, es la forma de que muchos de nuestros gurises puedan tener otras opciones de estudio a parte de magisterio y profesorado, que está bueno que lo hagan, pero si realmente les gusta, no porque no hay otra cosa.

Por esto y por mucho más, el 10 de mayo, votaremos al FA.