A los 88 años falleció el pasado martes Oscar Víctor Rachetti, pachequista, figura del Partido Colorado que fuera intendente de Montevideo durante 10 de los 11 años de la dictadura. Fue uno de los 18 intendentes que tras el golpe de Estado permaneció en el cargo. El único que renunció fue el wilsonista Mario Amaral, de Rocha.

La muerte de Rachetti solo fue registrada en las páginas necrológicas de los diarios de ayer. Desde el Partido Colorado, no hubo ningún aviso alusivo y, altos voceros del Comité Ejecutivo, descartaron ante LA REPÚBLICA que se pensara en redactar un comunicado porque “no se trata de una persona que estuviera activa políticamente” se adujo.

Rachetti fue electo democráticamente como intendente capitalino. Previamente había ingresado a la comuna en 1969 ya como intendente, tras la renuncia de Glauco Segovia. En 1983 y tras algunas desavenencias con los militares renunció y lo sustituyó el nacionalista Juan Carlos Payseé.

El ahora extinto intendente participó, hace tres años atrás, de lo que sería el primer intento por crear un partido único entre colorados y blancos a fin de disputarle al Frente Amplio el gobierno. Junto a dirigentes de la talla del nacionalista Alberto Zumarán o Gonzalo Aguirre, y colorados como Carlos Ramela o Guillermo Stirling, crearon la “concertación ciudadana”; un experimento electoral que quedó únicamente en embrión. En ese intento participaron también en el comité ejecutivo, el periodista Carlos Maggi, el embajador Adolfo Castells Mendívil, Francisco Faig Garicoits, Rodolfo Sienra Roosen, y Eugenio Baroffio Abadie.

En el Consejo consultivo estaban Elbio Acuña, Enrique Beltrán Röhr, Aníbal Durán Hontou, Francisco Durán Ayala, Elbio Fuscaldo, Ulises Graceras, Julio César Jaureguy, Hernán Navascués, César Pacheco y Américo Ricaldoni.