Por: Nicolás Valdés, Especial para LA REPÚBLICA

Mientras en Uruguay, Nacional disputa con Peñarol su título en el 43º Campeonato Uruguayo y Tomás Barreto es electo presidente, en Europa acaba de terminar la segunda guerra mundial que había dado inicio en 1939 y paralizó la primera edición del Festival de Cannes.

Sin embargo, no es hasta 1949 que se inaugura el edificio Palais Croisette, el Palacio de los Festivales, sede encargada de acoger este miércoles la apertura de la 70ª edición del Festival de Cannes.

La primera presentación fue de la cantante adolescente Louane, quien interpretó “Le Cinema” de Claude Nougaro junto al francés Benjamin Bioley.

Prosiguiendo, apareció una flamante Monica Belucci. La actriz italiana llegó a Cannes en 2000 con “Bajo sospecha” de Stephen Hopkins, fue jurado de la sección oficial en el 2006, y en esta edición es electa madrina del Festival. En su discurso mencionó que “mencionó que “parece que la belleza del Festival de Cannes no solo proviene de su juventud si no de espíritu” y lo comparó con una mujer cuya edad avanzada recrea su poder divino, además de salud mental garantizada. Proclamó que en el Festival compiten todas las voces ya que la identidad del cine no debe depender de géneros ni países.

Por último, hizo hincapié en dos personas: Claudia Cardinale, quien fue la imagen del polémico cartel de esta edición del Festival, y Pedro Almodovar, presidente del jurado de la selección oficial, a quien lo definió como un hombre de gran admiración hacia la mujer.

“Voy a dejar mi corazón y alma en esta tarea”

Luego que se presentara de forma breve la obra Pedro Almodovar, el jurado tomó la palabra: “Un filme me pertenece, es parte de mí y lo utilizo en mis propias películas.” Además, enfatizó en que los diecinueve filmes en competición que va a ver no solamente vivirán si no que dejarán una marca en su corazón.

Por último mencionó que nunca fue presidente, que promete dar lo mejor y lo peor. Ser subjetivo, pasional y flexible. Agradeciendo no estar solo, presentó a los demás miembros: Maren Ade, Jesica Chastain, Fan Bingbing, Agnès Jaqui, Park Chan-wook, Will Smith, Paolo Sorrentino y Gabriel Yared.

Finalizada esta presentación, el comediante francés Alex Lutz, co-anfitrión de la ceremonia, subió al escenario y bailó junto a la madrina del Festival la canción “Piensa en mi” de Luz Casal, tema que se incluye en la banda sonora del filme de Almodovar “Piensa en mí”. La danza terminó con un beso entre ambos.

Dando cierre a la ceremonia, el destacado director iraní Asghar Farhadi subió al escenario junto a la hija de Johny Depp, Lily Rose. Farhadi mencionó que se sentía agradecido por presentar esta edición y valoró que se intercambie un respetuoso lenguaje cinematográfico compartido por todas las culturas. También deseó que durante estos doce días se puedan descubrir filmes que hagan pensar en la condición humana. Por su parte, Depp destacó que en el Festival esté lleno de interrogantes.

La película que se proyectó fue “Los fantasmas de Ismael” de Arnaud Desplechin, que está fuera de competencia.

Películas destacadas

Durante el Festival competirá el último filme de Sofia Coppola, “The Beguiled” protagonizado por Kirsten Dunst, Nicole Kidmann y Collin Farrell. Una película que dará de hablar será “D’après une histoire vraie””, el último filme del cineasta Roman Polanski, que trata sobre la influencia que ejerce la admiradora de una escritora sobre su admirada, lo que agudiza una crisis emocional.

Netflix influye en el Festival de Cannes

Durante el Festival competirán dos películas producidas por la plataforma de video on demand Netflix “The Meyerowitz Stories”, del cineasta Noah Baumbach, protagonizada por Adam Sandler, Dustin Hoffman, Ben Stiller y Candice Bergm; y “Okja”, dirigida por Bong Joon-Ho.

Ambas películas causaron una fuerte disputa ya que como el Festival de Cannes es un instrumento que fortalece el trabajo del distribuidor, algunos criticaron el hecho que éstas se estrenaran en los cines.

Presencia Latinoamericana

El mejicano Alejandro G. Iñarritu, “El renacido” y “Birdman” presentará el primer filme de realidad virtual que se presentará en el Festival. Se llama “Carne y arena” y trata de inmigrantes mejicanos que intentan llegar a Estados Unidos.

Habrán varias miradas hacía producciones latinoamericanas en Un Certain Regard. Michel Franco presentará “Las hijas de Abril” protagonizada por Emma Suarez. También, Cecilia Atan y Valeria Pivato presentarán la película argentino-chilena “La novia del desierto”.

La última mirada hacia el cine latinoamericano la tiene “La cordillera”, película que protagoniza Ricardo Darin junto a Dolores Fonzi dirigida por Santiago Mitre, quien hace dos años se presentó con “La patota” (Paulina) en la Semana de la crítica. El filme fue el último que se seleccionó para que participe de esta sección.