El Archivo Nacional de EEUU publicó este viernes otros 10.744 documentos secretos del FBI relacionados con el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963.

Se trata de la quinta publicación en lo que va del año de registros vinculados a la muerte del mandatario estadounidense. 8.336 de los documentos de la nueva serie fueron difundidos en su totalidad, mientras que 2.408 fueron publicados con algunas partes censuradas.

La mayoría de los archivos, un total de 5 millones de páginas, han sido difundidos al público, pero algunos han sido retenidos para proteger a individuos o fuentes de información, o para mantener en secreto las tácticas usadas por las agencias policiales.

La difusión más reciente responde a una ley firmada por el presidente George H.W. Bush el 26 de octubre de 1992. Esa ley estipula que todos los archivos tenían que ser publicados en 25 años a menos que el presidente en ese momento estime que ello presentaría una amenaza a la seguridad nacional, el funcionamiento de las agencias policiales o la política exterior del país.

El mes pasado, cuando se cumplió ese plazo de 25 años, el presidente Donald Trump escribió un memorándum afirmando que “no tenía otra alternativa” que acceder a los pedidos de las agencias de inteligencia de retener algunos de los textos.

Sin embargo Trump pidió a las agencias revisar las partes que habían tachado, afirmando que los directores de las agencias de seguridad debían ejercer suma cautela al recomendar qué información debe ser difundida al público. Las agencias oficiales tienen hasta marzo para participarle a los Archivos Nacionales cuáles secciones de los documentos deben permanecer en penumbra.