El director nacional de Turismo, Carlos Fagetti, destacó que el subcampeón 2017 de la categoría Indy Lights de automovilismo, Santiago Urrutia, “no es una promesa, es una realidad”, y que representa los valores que promueve la marca Uruguay Natural. El piloto de automovilismo, nacido hace 21 años en Colonia Miguelete, reconoció que se siente respaldado por su país y un “embajador” uruguayo.

“Santiago Urrutia representa varios de los valores que promueve la marca país Uruguay Natural, como la lucha por un objetivo, la búsqueda de la excelencia, la competitividad dentro de las reglas del fair play (juego limpio) y la buena conducta”, destacó Fagetti.

El jerarca participó, en representación del Ministerio de Turismo, del acto de reconocimiento a la carrera deportiva del piloto de automovilismo Santiago Urrutia, que se realizó este lunes 11 en el pabellón de la cartera ubicado en la Expo Prado 2017.

Fagetti destacó la colaboración del Ministerio de Turismo con Santiago Urrutia desde los inicios de su carrera deportiva y “ahora con más razón, porque no es una promesa sino una realidad”. Agregó que “reconocemos su esfuerzo por salir adelante en un medio altamente competitivo como fue (en la temporada 2017) en el que fue subcampeón de la categoría Indy Lights, que se disputa en América del Norte”.

“Es un orgullo poder representar a mi país en el exterior. Siempre siento el cariño de todos los uruguayos y estoy muy contento de estar en contacto con el pueblo, con mi gente, mi familia, hasta el jueves que regreso a Estados Unidos”, en procura de concretar su participación, en 2018, en la categoría Indy Car, expresó Urrutia, en rueda de prensa.

Urrutia, de 21 años, analizó que, si bien el automovilismo no es de los deportes más populares en nuestro medio, “cada vez más gente se levanta temprano los domingos para ver las carreras en televisión. Hoy soy un deportista más, embajador del país”.

El piloto sostuvo que su proyecto “se inició hace mucho tiempo, cuando tenía 14 años, y, desde un primer momento, mi país me apoyó. Hoy más que un proyecto es una realidad que, si bien queda mucho camino por recorrer, ha dado sus frutos”.

“Mi sueño siempre fue llegar a la máxima categoría, nunca bajé los brazos y me esforcé por ser pole position (posición de poste), ganar las carreras y ser mejor piloto. Por el esfuerzo de mi familia y el propio, llegué donde estoy. Uno ve fotos del podio y festejos de triunfos, pero no fue un camino lineal, hubo tropiezos y enseñanzas”, razonó.

Urrutia afirmó que el automovilismo “tiene mucha historia en nuestro país” y recordó a su referente en este deporte, al compatriota Gonzalo Gonchi Rodríguez, del que en la presente jornada se recuerda su desaparición física, en 1999, mientras competía en pruebas clasificatorias de la categoría CART, en el circuito californiano de Laguna Seca, en Estados Unidos. “Gonchi no era solo un ejemplo dentro del automovilismo, lo era para muchos niños. Él se esforzó por su sueño y llegó a donde llegó”, concluyó.